English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 30 de noviembre de 2013

Como hacer Yogurt casero natural con L-Casei (homemade yogurt with L-casei and bifidus, yogourt maison avec L-casei et bifidus, iogurte caseiro, домашний йогурт, 自製酸奶, الزبادي محلية الصنع)

Seguramente habrás oído hablar de la bacteria  "Lactobacillus Casei", o has visto en anuncios publicitarios hablando de las fantásticas propiedades del  L-Casei para nuestro organismo y sistema inmunológico.

Existen diversos estudios que así lo indican, pues esta bacteria junto con otras muchas que habitualmente consumimos en distintos productos, proporcionan la energía y sustento necesario para que nuestra flora intestinal funcione a la perfección.

El yogurt es la fermentación de la leche, producida por unas bacterias que convierten la lactosa (azúcar de la leche) en ácido láctico (componente que impide el desarrollo de bacterias dañinas, producidas por  la descomposición de los alimentos) que , por eso mismo, los yogures son generalmente algo ácidos.

Convencionalmente se emplean dos variedades de bacterias "Lactobacillus bulgaricus y Streptococus thermophilus" para la elaboración del yogurt batido o envasado, estas bacterias siguen vivas tras la fermentación, pero en la variedad de yogures bebidos además se añade la bacteria L-Casei, este lacto bacilo se encuentra en el intestino de los humanos, al añadirlo a la leche potencia las propiedades beneficiosas en nuestro intestino, puesto que no se deterioran durante la digestión, llegan prácticamente intactas a nuestro intestino delgado.



Propiedades del yogurt.

Las bacterias lácticas consiguen llegar vivas tras la digestión hasta el intestino delgado, una vez ahí, son el alimento y sustento del vello intestinal. El vello intestinal se encarga de asimilar los nutrientes, convirtiéndolos en sustancias dispuestas a atravesar el riego sanguíneo, de ahí la importancia de alimentarlo correctamente.

Otros beneficios que nos aportan estas bacterias, son un alto porcentaje en vitaminas del grupo B, ayudan a la reducción del colesterol, permitiendo una mejor absorción de la grasa y ayudan en en el control de diarreas,cólicos o estreñimiento. Además reducen los efectos negativos que los antibiótico producen en nuestro organismo, evitan la aparición de cáncer de colon y tumores, protegen contra los síntomas de alergias y por último mejoran la asimilación de nutrientes, favoreciendo la absorción de minerales, oligo elementos y nutrientes.


¿Cómo hacer tu propio yogurt?

Para hacer yogurt, tienes que seguir 3 parámetros.

  • Temperatura de la leche
  • Cantidad de bacterias
  • Tiempo que dura la fermentación

La temperatura de la leche debe estar siempre entre 42 y 45 grados, es decir a menos de 35 grados, las bacterias tendrán un desarrollo lento y a mas de 50 grados las bacterias mueren.
La cantidad de bacterias que añadimos a la leche rondará entre un 1% y un 7%, siendo la dosis ideal un 5%, es decir de cada litro de leche, emplearemos 50 gr de yogur fermentado.
El tiempo de fermentación ideal será entre 4 y 6 horas. 

Ya sabes que las bacterias lácticas convierten la lactosa de la leche en ácido láctico, por lo tanto cuanto mas tiempo fermente la leche, se formará mas ácido láctico y será mas ácido y mas espeso el yogurt.
Para conseguir un yogurt con buena calidad, poca acidez y densidad ideal, tienes que seguir los siguientes pasos.


- Si quieres un yogur con poca acidez, déjalo menos tiempo de fermentación. 
- Si quieres un yogur con más acidez, déjalo fermentar más tiempo.

- Si quieres un yogur con poca acidez, pon menos cantidad de fermento. 
- Si quieres un yogur más ácido, pon más cantidad de fermento.

- A menos actividad bacteriana, menor consistencia tiene el yogur. 

- Si quieres un yogur poco ácido y más consistente, añade leche en polvo al preparado.

Ahora que ya conoces estos pasos, puedes hacer tu propio yogurt, pero ....

¿Porqué se me corta la leche a partir del tercer intento?  

Como el yogurt es una producto vivo, puesto que las bacterias siguen vivas en su composición, puedes seguir haciendo yogurt nuevo, a partir de una porción de tu yogurt y mas leche. 

¿Pero cuantas veces puedes hacer yogurt, partiendo del primer yogurt que has hecho?

Las posibilidades de obtener un yogurt de calidad, desciende a medida que vas produciendo el nuevo producto, esto ocurre por el siguiente motivo.

El producto inicial que añades a la leche (yogurt que has comprado), está compuesto por "Lactobacillus bulgaricus y Streptococus thermophilus" al 50%, es decir mitad y mitad, osea está equilibrado. Puesto que el desarrollo de estas bacterias es distinto, nunca se producirán al 50% en las siguientes reproducciones de yogurt.


El St. Thermophillus alcanza su mayor grado de reproducción a una temperatura de 39ºC y el Lb. Bulgaricus se reproduce a partir de 45ºC. Entre del tercer o cuarto intento, el producto estará muy deteriorado, por lo tanto el yogurt no tendrá las mismas propiedades que el primer intento, no obstante, por su elevado grado de acidez (ácido láctico) proporcionado por el St. Thermophillus, la leche se te cortará. Puedes aprovechar esta situación, para preparar tu propio queso fresco (proximo artículo).

Nuevamente, si quieres realizar mas yogurt, deberás volver a empezar el proceso, con leche fresca y tu yogurt comprado en la tienda.

Entonces, ¿Como lo hago?.

Primero necesitas leche natural, la puedes adquirir en cualquier comercio o en una granja que conozcas. Yo uso leche semi desnatada, así no resulta tan calórica.

Pon la leche a calentar en un cazo, entre 42ºC y 45ºC (ideal para la reproducción de las bacterias).


Añade a la leche caliente un yogurt líquido que contenga "L-Casei", mezclalo todo.

Calienta agua a 45ºC, la usarás después de baño María, para mantener la leche a buena temperatura.


Introduce la leche en una botella de plástico (conserva mejor la temperatura) o en unos tarros de cristal, ponlos al baño María con el agua que calentaste a 45º, puedes preparar la cantidad que quieras.

Déjalos  entre 4 y 6 horas, veras como de forma mágica, tu leche habrá espesado, trascurrido el tiempo y antes de guardarlo en el refrigerador, añade unas gotas de sacarina líquida si prefieres un yogur dulce, mézclalo y consérvalo en el frigorífico.

La leche fermentada en forma de yogurt, aumenta en conservación, es decir, aunque la fecha de la leche se caduque, tu yogurt casero aguanta mucho mas tiempo en buen estado.




Si te parece interesante mi artículo, puntualo con +1, así mucha gente podrá disfrutar de esta receta.
¿conoces la gastronomía tradicional de Valencia?, descubrela en ...